Saltar al contenido

Ya sé cuánto valgo para ti

A todos nos ha pasado, algunos lo tomamos mejor que otros, pero a todos nos dejaron en visto en algún momento. La pregunta no es si te dejaron en visto, sino ¿cómo te sientes ante eso?.
Hay que entender primero que cuál es la razón de por qué alguien deja en “visto o doble visto” a alguien. Pienso que pueden ser varias y algunas muy inocentes, otras muy entendibles y justificables y otras muy maliciosas. Pero veamos las razones:

1- No puedo responder en este momento.
2- No tengo datos y cuando llego a casa con WIFI veo los mensajes.
3- No me conviene responder en este momento.
4- No quiero responder en este momento.
5- Me hace mal responderte.
6- Quiero que sufras por eso no te respondo.
7- No me interesa tu vida y espero que lo entiendas con el visto.
8- No te respondo porque si lo hago me volverás a escribir.
9- Te dejo en doble visto para que sepas que sí leí tu mensaje pero que no quiero contestar.
10- Tengo silenciado tus mensajes y no me doy cuenta que llegan.

Tal vez una de estas razones es la que tiene aquella persona que te dejó en visto, así que debes considerar qué tipo de relación tienes con ella o qué tipo de relación quieres llevar. No necesitas estar llorando tras las personas que no quieren hablar contigo. Tampoco debes ignorar a aquellos que te buscan porque desean estar en contacto. Pero para esto debes tener en claro qué buscas en la relación y hasta dónde puede involucrarse en tu día a día.

¿Qué quiero decir con esto? Que muchas veces tienes que dejar en claro que no puedes responder en ese momento porque estás ocupado o que ya no le vas a responderle si fuera el caso, pero que la otra persona sepa cuál y cómo será la línea de comunicación.

Si te sientes mal porque alguien te deja en visto, debes preguntarte si ella está actuando así por alguna de estas razonas ya dichas, porque es probable que no sepa cómo decírtelo. El punto es que no deberías sentirte mal; si la otra persona ya decidió no volver a hablarte, debes darle la libertad y ser libre también para no vivir agobiado con el peso del menosprecio. Y si te queda duda deberías preguntarle y pedirle que sea franco sobre qué tipo de relación o comunicación quiere tener contigo y partir de ahí con una actitud madura. Entiende que muchos de tus amigos tienen espacios distintos para dar atención al chat o que su forma de ser es poco social con la tecnología. Así que vuelvo a repetir, no te sientas mal; saca de tu cabeza esa idea de que tienes que ser amigo de todo el mundo; la Biblia enseña que debemos procurar estar en paz con todos mientras dependa de nosotros. Esto que es claro, hay personas con quien no vas a poder llevarte bien y no por tu actitud sino porque tal vez ella no quiere ser tu amigo; entonces invierte en los que sí están interesados en ser amigos contigo.

Sé cortés, si no puedes responder en ese momento dile al que te escribió que lo harás más tarde o que no quieres hablar en este día, muéstrale sinceramente cuáles son tus intenciones en la interacción y sé amigo de verdad.

Publicado enBlog