Saltar al contenido

Un nuevo año, un nuevo camino

Ya estamos caminando este nuevo año y muchos nos preguntamos ¿Qué haremos? Si bien ya pasaron algunos días es como que aún no entramos en ritmo, todavía no le agarramos la mano a cómo irá el resto y pensamos: “¿haré algo diferente?».

Hay cosas que son necesarias cambiar en la vida de cada uno, hay cosas que podemos hacer y empeñarnos en mejorar, ajustes que son importantes para que podamos ser mejores; todos necesitamos mejorar. Si no crees que debes mejorar te detuviste en tu vida y vas camino abajo. La vida es tan dinámica que nunca te detienes sino, que si no avanzas comienzas a retroceder.

Así que un nuevo año debe tener un nuevo camino. Debes mirar al frente y desafiarte a hacer cambios relevantes en tu vida, no hablo de cambios radicales, sino cosas sencillas que hagan un cambio significativo en tu forma de vivir, en tus hábitos, en tu forma de tomar decisiones, en tus prioridades. A veces tus compromisos con las demás personas hacen que tomes decisiones que no exaltan el nombre de Cristo. Y necesitas poner en orden eso.

Es fácil ver qué cambiar, sólo mira un poco a tu página de red social, tus fotos, tus comentarios, tus etiquetas o la música que está pegada en tu muro. Es cuestión de ver cuánto tiempo inviertes en leer algo que te lleve a pensar en Dios, eso sin mencionar la Biblia. Cuánto oras al momento de emprender algo. Todo es cuestión de prioridades y de orden. Debemos reconocerlo, todos necesitamos hacer cambios. Tomar nuevos rumbos e identificarnos dramáticamente con el Salvador.
Proverbios 16:9 El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos.

Publicado enBlog