Saltar al contenido

Poca creatividad

Me encanta escuchar música, si bien tengo un amplio espectro de estilos en mi lista de gustos, no entran algunos, que no voy a decir para no ofender a nadie. Pero me he dado cuenta que muchos cantantes han caído en el plagio inconsciente o consciente.

El punto es que muchos escriben sobre lo mismo en alguna canción; frases como: “no me enseñaste a olvidarte” está es la más repetida por algunas o: “después de ti ¿qué?” o “no puedo vivir sin ti”. Pareciera que se terminó la creatividad para algunos, sé que es difícil encontrar palabras o frases para escribir una poesía, sé que es difícil encontrar temas para escribir, porque aunque no hago canciones escribo historias y estudios y a veces también se me acaba el libro, se me terminan las opciones o las ideas.

Creo que nuestra mente finita, que está limitada por tiempo y espacio, por formas y condicionada por varios factores de nuestro ser llega a un punto donde sólo coincidimos en ideas pero no inventamos nada más. No digo que comenzamos a copiar todo lo que hacen los demás pero es como que tomamos las ideas de los demás como base y desarrollamos nuestras nuevas composiciones en relación a eso. Es más me temo estar coincidiendo con alguien sobre este tema, espero que no lo hayan escrito y me culpen de plagio.

Me encanta el concepto que Dios hizo de nosotros una poesía única, inimitable, sólo concebida por Él; en el libro de Efesios dice que somos hechura suya, y la idea es que un poeta inventó una poesía. Eso quiere decir que día a día Dios está escribiendo una poesía en nosotros, o mejor dicho, nosotros somos su poesía.

Efesios 2:10  Él nos ha hecho, él  nos ha creado por medio  de Cristo Jesús, para  hacer obras buenas tal y  como él lo dispuso de  antemano. (MN)

Dios no hace copias, su creatividad y diversidad es tan amplia que no cabe en nuestra manera de pensar, sus planes para cada uno de nosotros son tan diferentes y únicos que todos estamos con una función necesaria para el resto, como la pieza de un reloj, un pequeño engranaje, quizá poco visible pero tan necesario, cada uno es importante para el propósito de Dios.

Así que no juzgues ni mires con menosprecio al que no es igual a ti, cuando su poesía no se parece a la tuya, (copiando a un cantante, quien copió la frase a un escritor) «cuando el renglón está torcido», igual se puede distinguir la escritura de Dios.

Dios es Único, es Perfecto, es Incomparable, es Indescriptible y todo lo que hace lo hace de acuerdo a su persona y carácter. Todo lo hace hermoso; tu vida es hermosa, tiene componentes únicos los que Él colocó para cumplir su voluntad y propósito, quizá lo que necesitas es aprender a leer su poesía, porque te aseguro que cuando lo entiendas, no habrá nada más hermoso y emotivo para ti.

Publicado enBlog