Saltar al contenido

La limonada

Una frase dice: “si te tiran limones, aprende a hacer limonadas”. Muchos de nosotros sufrimos la crítica y la burla por lo que hacemos. Pero mi papá me decía siempre: “al burro que más tira, más se le pega”, o “al árbol que no da frutos nadie le tira piedras”.

Todos luchamos con la crítica y es obvio, a algunos le afecta más que a otros, pero de todos modos sigue siendo un problema y me atrevo a decir que hasta social. Hoy en día es común el término Bullying hasta hay chicos que se quitan la vida porque no soportan el menosprecio de los demás.

Quiero que pienses en la contraparte de la crítica, la insatisfacción o frustración de no ser capaz de hacer lo mismo y la reacción de un corazón rencoroso y enojado es arremeter lastimando al individuo. Cuando alguien emite este tipo de crítica es en realidad un deseo de desanimar y herir a la persona, no hace acotaciones o reparos al trabajo sino que intenta afectar a tu corazón. No quiero ser fanático religioso, pero pienso que es un pensamiento o acción muy satánico, porque Satanás intenta siempre herir el corazón de las personas, su mayor éxito en una persona no es matarlo, pero sí hacerlo infeliz; él sabe cómo hacerlo.

Considera lo siguiente:

1Tesalonisenses 5:9-11  Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él. Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.

1- Dios no nos puso para ser presa de la ira, ni para producir ira, ni para sufrir las consecuencias de la ira. Aquí el término se refiere a la ira de Dios castigando al pecado.
2- Siendo que Cristo murió por nuestros pecados debemos vivir de un modo que se ajuste a su plan.
3- Debemos animarnos y contribuir a que la vida de los demás sea de éxito.

No te dejes llevar por la crítica y un pedido personal, no seas instrumento del Diablo siendo quien critica y desanima al resto. Eres mucho mejor que eso. Dios te guíe.

Publicado enBlog