Saltar al contenido

Amor Comprometido

Las relaciones no se basan simplemente en el emocionalismo o la fantasía de los sentimientos, que aclaro, no están mal; pues debes sentir amor y apasionarte. Pero lo que mantiene y sostiene al amor es el compromiso, la decisión de permanecer y dar todo por la otra persona, obra o causa.

Hay personas que son auditivas y necesitan escuchar la frase “te amo” constantemente y así se sienten amadas. Otras son visuales y necesitan ver acciones que demuestren amor, para ellos no les sirven las palabras. Y otras son mixtas, necesitan ambas cosas; pero cualquiera sea el caso, siempre se necesita compromiso para hacer que el amor permanezca.

En un desayuno continental, que incluye huevos revueltos y tocino; una gallina participa y un cerdo se compromete. La gallina participa dando un huevo, hace su parte, da algo de sí; en cambio el cerdo se compromete, pone su vida, tiene que dar el tocino, da todo para que un desayuno se pueda disfrutar.

Si amas a alguien debes comprometerte y dar todo de ti. Si amas la obra de Cristo y su causa también, debes comprometerte con lo que dices que eres. Por eso dice la Biblia:

Romanos 10:9  que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

El punto aquí, es que tu boca esté de acuerdo con tu corazón y tus pensamientos, no puedes decir: “yo amo” pero tus acciones muestran lo contrario y no puedes actuar sólo por impulso sin tener un amor real en tu corazón.

Ya sea que ames a alguien, la obra de Dios o a Cristo mismo, comprométete y demuéstralo con palabras y acciones.

Publicado enBlog