Virginidad, ¿cuestión física o mental?

By 11 abril, 2016Blog

Estos días en nuestra oficina de redacción hemos planteado y discutido el tema de la virginidad a raíz de preguntas de jóvenes y conversaciones de cómo y cuál posición duele menos, para muchos no es el problema si está bien o no tener relaciones sexuales prematrimoniales sino cómo hacerlo sin que te quede trauma.

La otra pregunta que surgía era: “¿Cuándo pierdes la virginidad? La forma de pensar de algunos es que mientras no haya penetración no hay fornicación y por lo tanto siguen siendo vírgenes. Un chico decía que había estado con su novia besándose y acostados en la cama, que se tocaron y que nunca se sacaron la ropa aunque hubo fricción y todo, pero como no hubo “sexo completo” no perdieron la virginidad. Otro dijo que estuvieron desnudos pero como no penetraron no hay problema.

La cuestión es ¿física o mental? ¿Podemos hablar de virginidad simplemente por una cuestión física, porque no hubo penetración o porque el himen sigue intacto? Hay miles de cuestiones físicas o médicas que pueden afectar tus partes íntimas y no por eso ya no eres virgen. Una vez hablé con un grupo de jóvenes en un campamento sobre este tema y una chica decía que Dios podía reconstruir el himen de aquella que ya no era virgen y restaurarla no sólo espiritualmente sino también en lo físico; no quiero lastimar al susceptibilidad de nadie pero no estoy de acuerdo, no creo que Dios tenga que remendar lo que nosotros destruimos, creo firmemente que Dios puede hacer cualquier milagro y que puede sanar cualquier herida, pero no tiene por qué hacerlo, más cuando son parte de las consecuencias de nuestros pecados.

Volviendo al tema, una persona puede ser virgen físicamente pero su mente puede estar infectado de deseos sexuales y perversiones, pues al final de cuentas el físico sólo responde al deseo del corazón. La fornicación no sólo tiene que ver con el coito sino con estar relacionado con ciertas prácticas como la pornografía, masturbación y contacto físico subidos de tono, aunque no haya una relación sexual completa.

Desde mi punto de vista, y respetando a los que piensan diferente, creo que uno puede ser virgen pero en su mente haber cometido todo tipo de pecado, o ya no ser virgen pero haber limpiado su vida de pecado y ser puro ante Dios. No es cuestión de un pedacito de piel en el cuerpo sino en el corazón, cómo vemos nuestra vida.

Yendo a lo práctico, puedes comenzar a cambiar ciertos hábitos que llevan tu mente a esos espacios de recreo erótico, no abrir la ventana a pensamientos, conversaciones o ideas que aviven tu deseo. El deseo está ahí latente, el punto es controlarlo y no dejar que ellos te controlen. Si ya has pasado por una experiencia sexual y ya no eres virgen, no se acabó el mundo, pero puedes tener una mente sana y restaurada por la obra de Cristo.

Para terminar y poner un versículo y no digan que no soy cristiano, el apóstol Pablo nos ayuda en esta idea de vivir de una forma diferente y encontrar un camino a la santidad práctica.

Efesios 5:7 No seáis, pues, partícipes con ellos.
8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz
9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad),
10 comprobando lo que es agradable al Señor.
11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas;
12 porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto.

Ya no somos del mundo ni como los que viven según la corriente de tal, vivimos guiados por el Espíritu Santo y en la luz de Cristo. No tratemos de hacer buena letra, sino que vivamos nuestra nueva vida en Él.

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply