“Uno”, el Tango

By 6 junio, 2016Blog

Letra de Enrique Santos Discépolo (1950)
Música de Mariano Mores (1950)
Canta Roberto Goyeneche
Escuchalo mientras lees esto: https://www.youtube.com/watch?v=Gf2BmOwMFlg&feature=related
(intentá no llorar)

UNO
Uno busca lleno de esperanzas el camino que los sueños prometieron a sus ansias.
Sabe que la lucha es cruel y es mucha, pero lucha y se desangra por la fe que lo empecina.
Uno va arrastrándose entre espinas, y en su afán de dar su amor sufre y se destroza, hasta entender que uno se ha quedao sin corazón.
Precio de castigo que uno entrega por un beso que no llega o un amor que lo engañó; vacío ya de amar y de llorar tanta traición…

Si yo tuviera el corazón, el corazón que di;
si yo pudiera, como ayer, querer sin presentir…
Es posible que a tus ojos, que hoy me gritan su cariño,
los cerrara con mis besos sin pensar que eran como esos
otros ojos, los perversos, los que hundieron mi vivir…

Si yo tuviera el corazón, el mismo que perdí;
si olvidara a la que ayer lo destrozó y pudiera amarte…
Me abrazaría a tu ilusión para llorar tu amor…

Pero Dios te trajo a mi destino sin pensar que ya es muy tarde y no sabré cómo quererte.
Déjame que llore como aquél que sufre en vida la tortura de llorar su propia muerte.

Pura como sos, habrías salvado mi esperanza con tu amor.
Uno está tan solo en su dolor…
Uno está tan ciego en su penar…

Pero un frío cruel, que es peor que el odio, punto muerto de las almas, tumba horrenda de mi amor, maldijo para siempre y se robó toda ilusión…
si olvidara a la que ayer lo destrozó y pudiera amarte…
Me abrazaría a tu ilusión para llorar tu amor…

Este es el corazón del hombre que llora por un amor que le engañó. Pareciera que el corazón del hombre está ligado a este sentimiento de decepción y desamor. Como si, tantos hombres como mujeres, vivamos expuestos a la desilusión. Qué triste, pareciera que no hay esperanza. La bohemia llega como una compañera que te hace pensar que lo único que queda a tu vida es llorar como el bandoneón, gemir como este instrumento que hace vibrar el corazón de aquel que lo escucha.

Creo que este tango revela el alma del ser humano, un alma afligida que pone su esperanza y confianza en otro humano que no puede dar una esperanza real y eterna, donde los sueños se desvanecen como la bruma. Bueno después de todo eso dice la Biblia sobre nosotros, que somos como la niebla que hoy está y después desaparece, como la flor del campo que está en una mañana y no lo vuelves a ver.

Qué triste es la vida de un hombre sin esperanza; pero que alegría hay para aquél que encontró al Señor Jesús, para el que encontró un amor real, verdadero y único; amor que perdura y es eterno, que se entrega y no pide nada a cambio; amor que no defrauda, amor que vivifica, que llena de esperanza. Amor que no termina con la muerte sino que va más allá, trasciende, pues Él venció a la muerte para que siempre estemos con Él.

Salmo 48:14  Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre;
 Él nos guiará aun más allá de la muerte.

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply