Te levantas o te quedas

By 14 septiembre, 2017Blog

Nunca es fácil, nadie jamás a dicho que es sencillo salir de la decepción, pero tienes dos opciones: o te levantas y sales o te quedas sentado en el suelo abrazando tus piernas mientras te bamboleas lentamente esperando que algo pase. Y la verdad, es que nada pasará.

Cuando una persona te decepciona o falla, tienes la sensación de que te vieron la cara, que eres un tonto y que todo el mundo está buscando la forma de molestarte. Pero en realidad eso no es real, es como cuando te subes al “Barco Pirata”, ese juego mecánico que te columpia de un lado a otro a alta velocidad, cuando el recorrido te empuja hacia abajo sientes un vacío en tu estómago, como si se te va a salir algo, pero es sólo la sensación, no es real, no se te va a salir nada, o tal vez vomites, pero nada más que eso; todos tus órganos siguen ahí, intactos.

Muchas veces nos quedamos abrazando la decepción y somos victimas de nosotros mismos, nos hacemos daño porque alimentamos una sensación y sentimiento que carcome nuestra alma. No perdonamos y continuamos esclavos a la agonía del daño que nos hicieron; tal vez, quizás, el ofensor sigue su vida feliz, sin molestias y no es porque es un cínico que hizo todo el daño por maldad, sino porque simplemente él dejó el pasado atrás y continúo su camino, pero tú sigues reviviendo el pasado. Así que lo mejor es levantarse y dejar lo que está en el pasado justamente ahí, donde debería estar.

Una vez, Jesús camina saliendo de Jericó y un hombre ciego, Bartimeo, gritaba que lo sanara; cuando Él lo llamó, Bartimeo hizo lo siguiente:

Mateo 10:50 El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús.

Pongámoslo de un modo sencillo: “Es imposible levantarte e ir a Jesús si aun tienes una capa que te estorba”. Quizás tu capa (Rencor), te protegió por un tiempo, pero ahora ya no te sirve. No te voy a decir que no sientas decepción o rencor, porque es natural que lo sientas, pero sí, si quieres levantarte debes dejarla a un lado. Por último: No tienes otro lugar a donde ir sino a Jesús, si quieres volver a ver y ser feliz, sólo puedes ir a Él.

Espero que puedas dejar el sentimiento de enojo y rencor, el resentimiento sólo destruirá tu vida y tus relaciones.

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply