Murphy y yo

By 17 febrero, 2017Blog

Siempre me han llamado la atención las leyes de Murphy, aunque tengo que ser sincero y decir que me parecen pensamientos básicos, como si alguien solamente se haya sentado a ver y observar lo que pasaba a su alrededor y las anotó en un libro.

Las más conocidas son las del semáforo, la fila en el supermercado y la típica del gato o la tostada con mermelada. Llega un punto en que se pierde de la realidad y no sabemos si todas estas leyes son de Murphy, y la verdad es que hay varias personas al igual que él que escribieron leyes parecidas y sus corolarios. ¡Ja… te agarré! ¿Qué es un corolario? Bueno: “Un corolario(del latín corollarium) es un término que se utiliza en matemáticas y en lógica para designar la evidencia de un teorema o de una definición ya demostrados, sin necesidad de invertir esfuerzo adicional en su demostración. En pocas palabras, es una consecuencia tan evidente que no necesita demostración.” – Gracias: http://es.wikipedia.org/wiki/Corolario

Veamos algunas de estas leyes que hasta te hacen reír, parecen absurdas pero si lo piensas bien, te darás cuenta que son tan reales y lo vives diariamente. Lo gracioso es el título con el que encontré estas leyes:

“LEYES DE MURPHY: LAS LEYES DE LA MÁXIMA FATALIDAD CON EL MÍNIMO ESFUERZO”
Cualquier cosa que pueda ir mal… irá mal. (Ley de Murphy)
Si una cosa puede ir mal, irá mal por triplicado. (Ley de Murphy sobre el gobierno) 
Si hay diversas cosas que pueden ir mal, irá mal, la que haga más daño. (Corolario de Murphy)
La ley de Murphy, no la inventó Murphy, sino otro hombre que se llamaba igual.
Dos colas no son más que el principio. (Corolario de Kuhin sobre la ley de Murphy)
Nada es tan fácil como parece. (Primer corolario de Murphy)
Todo requiere más tiempo del que prevés. (Segundo corolario de Murphy)
Si varias cosas pueden ir mal, irá la que genere problemas mayores. (Tercer corolario de Murphy)
Las fotocopiadoras sólo estropean los documentos más importantes.
Los aparatos eléctricos, fallarán en el momento más inconveniente. (Primera ley de Murphy sobre la construcción)
Cuando desarmes cualquier cosa para arreglar un pequeño problema, causarás un problema más grande. (Segunda ley de Murphy sobre la construcción)
Cuanto más planificas un proyecto, más embrollos hay cuando algo falla. (Tercera ley de Murphy sobre la construcción)
Cuando un trabajo está terminado, es cuando se descubre la manera más sencilla de hacerlo. (Cuarta ley de Murphy sobre la construcción)
Corolario: Arreglos precarios que parecen duraderos a mitad del trabajo nunca terminarán bien.
Factor de Futilidad: Ningún experimento es un fracaso total. Por lo menos puede servir como mal ejemplo.

Gracias: http://www.calidoscopio.com/calidoscopio/principal36.htm

La verdad no puedo leerlos y evitar sonreír. Lo trágico de estas leyes es que para muchos se convierten en su razón de vivir, en una filosofía y se vuelven perezosos y hasta cobardes de enfrentar nuevos desafíos. Lo más triste es que algunos cristianos dejan de confiar en el poder y obra de Dios porque se aferran a pensamientos como estos. Tengo que aclarar que no estoy diciendo que estas leyes estén mal o sean “malvadas leyes que atentan contra la mente de los hijos de Dios”, no nada de eso. Lo que estoy diciendo es que hay personas que viven según esto y no según la verdad de Dios. Pensamientos derrotistas, estancados y sin propósitos pueden surgir de alguien que piensa que todo irá mal, o que siempre se dañarán las cosas.

Pienso en versículos como “somos más que vencedores” Rom. 8:37 o este otro 2Co 2:14  “Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.” Vemos que la razón de nuestra victoria es “EN CRISTO”. El hijo de Dios vive en una esfera diferente al del resto del mundo, vive bajo el poder de Dios, guiado por su Espíritu Santo y transformado por la obra de Jesucristo. Nada es igual para un cristiano, mientras otros ven el camino sin salida, el hijo de Dios puede encontrar salida, salvación y victoria en Cristo Jesús. Un creyente no puede o no debe dejarse llevar por pensamientos como este. El cristiano debe hacer un cambio a su entorno, mostrar que en Dios puede más que todos.

Por último para reírte un rato:

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply