Liderazgo, más que dirigir o predicar – 2

By 27 marzo, 2017Blog, Liderazgo

Inspiración

Una de las personas que más inspiró a los comerciantes del mundo fue Ray Kroc, quien en 1954 vio a los hermanos Mcdonals trabajar en su hamburguesería, un año más tarde obtuvo los derechos de comercializar la cadena de comidas que hoy es una de las más grandes del mundo.

Inspirar a otros es uno de los propósitos que debería tener todo siervo de Dios. No buscando el ser elevado por sobre los demás sino el ser ejemplo. El apóstol Pablo dijo:

1Corintios 11:1  Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.

Pablo ha inspirado a miles de hermanos en la fe a lo largo de la historia, su pasión y devoción, su fervor por predicar el evangelio, su amor por los hermanos y su poder de exhortación lo convierten en un gran ejemplo de toda iglesia. Pero ¿cómo llegar a ser de inspiración?, hoy en día mucha gente admira a personajes de la televisión, actores de cine y cantantes, hasta a personajes de caricatura; pero ¿qué falta?. La mayoría de ellos ven en sus actitudes y acciones cierta identificación, ven en ellos el cumplimiento de sus anhelos o que sus sueños pueden ser realidad.

Lastimosamente hay pocas fuentes de inspiración en la iglesia de este siglo. Podemos ver a pastores y predicadores que congregan a grandes grupos, pero no vemos vidas impactadas por su predicación, muchos de estos eventos son atractivos, pero días después todo quedó en lo mismo. La inspiración surge al ver convicciones firmes en la vida de un individuo. Cómo actúa, cómo habla dentro y fuera de la iglesia, la música que escucha, cuáles son sus costumbres. Se dice que el carácter de un hombre se marca por lo primero que hace al despertarse y lo último antes de ir a dormir.

Para ser de inspiración a otros debemos buscar de corazón hacer la voluntad de Dios, esforzarnos por ser francos y sinceros, sin dobleces, sin simulaciones ni engaños. Pablo hablaba a Timoteo de tener un amor no fingido. Lo que los adolescentes más detestan es la hipocresía, que alguien intente ser lo que no es. Los jóvenes quieren ver líderes juveniles, pero no un viejo que se haga el joven. Quieren ver a un hombre que pueda guiarlos, que les enseñe de la vida, no a uno que se intente vestir como ellos o diga que su música les gusta, quieren ver personas interesadas en sus vidas, sus necesidades e intereses. La mayor inspiración de un joven es ver alguien que quiera estar con él, no alguien que quiera cumplir un plan de discipulado con él. Muchos de los jóvenes rechazan la exhortación de pastores y padres cuando dicen: “yo te entiendo porque pasé por tu misma situación” pero esa es una gran mentira, muchos de nosotros no tenemos ni sabemos cuáles son las presiones de los jóvenes hoy en día. Viven en un mundo casi virtual, donde la tecnología le da acceso a cualquier ambiente con un solo clik, mientras que para la mayoría de nosotros a su misma edad era algo imposible.

Es por eso que muchos de los hermanos en las iglesias ven en personas del mundo un referente más aceptable, siendo ellos muchas veces un producto del mercado, pero que satisface sus necesidades y expectativas; la Biblia deja de ser atractiva porque siempre se les habla en forma de exhortación o reclamo desde un púlpito y no como una herramienta de guía para las dificultades en sus vidas.

La fe y convicción de un líder afectará tanto la vida de una persona que no tendrá argumentos en contra de su liderazgo. Muchos cuestionan el liderazgo de la iglesia porque ven vidas ambiguas o inconstantes. Ven grietas en una apariencia de santidad. El escritor de Hebreos nos manda:

Hebreos 13:7  Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.

No nos manda a imitar su conducta sino su fe. Yo puedo ir al África, en medio de la selva porque hay hombres de Dios que lo han hecho, pero si no tengo la misma fe que ellos no podría soportar un día en ese lugar. Así que si hablamos del trabajo del liderazgo no es la conducta lo que marca la vida de otros sino la fe. La convicción y el amor con que hago las cosas. Todos verán mi conducta, el resultado de ellas, de lo que predico, de lo que hablo. Pero la fe es lo que va inspirar la vida de los demás, los desafiará a vivir para Dios, a entregar sus vidas al servicio y amar a los demás.

 

Inspiración 2 de 4 / serie Liderazgo

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply