Las batallas de las princesas

By 11 abril, 2016Blog

Este artículo lo escribió una amiga y me pareció muy oportuno compartirles ya que da una perspectiva interesante a este tema de la virginidad.

Muchas gracias Pamela Bastidas por tu aporte y servicio a la obra de Dios.

Alguna vez nos contaron un cuento de hadas en nuestra niñez, la historia se basa en la princesa que encuentra a su príncipe azul y viven felices por siempre. Para mí estas historias tienen un gran vacío, quisiera leer sobre la princesa y sus batallas personales, las dudas mientras descubría nuevos sentimientos en su juventud y crecía en ella la ilusión por el amor.

Vivimos en una sociedad donde jóvenes, hombres y mujeres, se ven expuestos a grandes tentaciones y desafíos en sus relaciones interpersonales, donde al parecer el mayor logró es llegar al matrimonio sin haber tenido hijos. Sin que esto refleje que llegaron puros al matrimonio, que se guardaron física y emocionalmente para asumir este gran compromiso. Ahora vemos manifestaciones a favor de llevar una “vida sexual responsable” y la idea de que nosotras decidimos sobre nuestro cuerpo en el aborto y, dando la opción de que lo puedan utilizar, como un obsequio.

El apresurarse a involucrarse emocionalmente e inclusive físicamente no tendrá vuelta atrás, todos los sentimientos que esta situación nos provoquen marcarán nuestro corazón y, si las decisiones que tomamos no tienen cómo base a Dios el futuro no es para nada alentador. En cantares se menciona específicamente que no debemos despertar el amor antes de tiempo, que debemos ser prudentes.

Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén,
Por los corzos y por las ciervas del campo,
Que no despertéis ni hagáis velar al amor,
Hasta que quiera. Cantares 2:7

Tenemos una gran responsabilidad, fuimos creadas como la ayuda idónea para el hombre y, esto requiere que nos preparemos para serlo de verdad, debemos estar atentas a las mentiras de este mundo que mencionan que guardarse íntegramente para el matrimonio esta pasado de moda, que es algo que ya no tiene valor. Para mí el amor propio y el cuidarse para un futuro que agrade a Dios, nunca será algo pasado de moda.

Somos llamadas a ser de ejemplo, que nuestra generación busque de corazón al Señor.

Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor. 2 Timoteo 2:22

Estoy segura de que Dios tiene grandes planes para nosotras si permanecemos en Él. No será un camino sin obstáculos pero tenemos de nuestro lado al Rey de Reyes. Porque como dice Salmos 119:9

¿Cómo puede el joven llevar una vida integra? Viviendo conforme a tu palabra. (NVI)

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply