La clave de una vida feliz

By 29 marzo, 2018Blog

Una de las grandes búsquedas de la raza humana, además del Santo Grial, es la clave de una vida feliz, es más, todos lloramos con la película: “En busca de la felicidad” dirigida por Gabriele Muccino, protagonizada por Will Smith y su hijo Jaden Smith. (Bueno, la verdad es que yo no lloré, pero traté de ser empático con los que sí lo hicieron).

Pareciera uno de los enigmas más grandes de la historia, y en cierto modo es difícil definirlo porque la felicidad muchas veces está basada en los sucesos, en la experiencia y momentos, pero así como éstos se disipan y solamente son momentáneos, la felicidad también se desvanece. Pero es interesante lo que dice Dios acerca de aquellas cosas que nos hacen felices, o mejor dicho, lo que nos debería hacer feliz. Todo el mercado consumista te dice que una botella de cerveza, un reloj o perfume de cierta marca o el automóvil del año, o el microondas con la voz de J.A.R.V.I.S. te hará feliz; así que mejor prestemos atención al siguiente versículo:

Eclesiastés 4:6 Más vale un puño lleno con descanso, que ambos puños llenos con trabajo y aflicción de espíritu.

¿Ya entendiste el sentido de la vida?, no se trata de tener mucho y estar tan cansado como para no disfrutarlo, sino de tener lo suficiente y disfrutar de un rico sueño, un buen descanso; llegar a la casa, cenar con la familia y sacarte los zapatos, andar en medias, ver una película y comer palomitas de maíz.

Sí es bueno trabajar y bueno esforzarse para alcanzar una mejor situación económica o de vida, pero no desperdiciar tu vida sin poder ver la hermosura de vivir.

Puede que por perseguir estos sueños y buenos deseos de mejorar tu calidad de vida pierdas tu energía, ver crecer a tus hijos o el cariño de tu pareja. Es fácil caer en el pensamiento de que esto lo hago por ellos.

Dios te llama a tener una vida agradecida con lo que Él te da. Debemos aprender a entender el sentido de la vida: “honrar a Dios y disfrutar de lo que Él nos dio”. Afanarte por tener más sólo es aflicción de espíritu, te vuelves como una pasa de uva por tratar de ganar más y te quedas sin las oportunidades de disfrutar lo esencial. Como dijo Saint-Exupéry en su famoso libro El Principito: “Lo esencial es invisible a los ojos”. También dijo Salomón que el todo de un hombre es conocer a Dios.

Búscalo hoy, tómate un café con Él, invierte en lo que realmente es importante, disfruta la vida.
Un plan de acción:
1- Separa un día, hora y lugar para salir con tu familia.
2- Gasta unos minutos al día en orar a solas y también como familia.
3- Junten ropa que ya no usen y regálenle a algún necesitado, esto motiva a la generosidad de la familia y ser agradecido por lo que Dios te da.

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply