Insatisfacción

By 11 noviembre, 2016Blog

Siempre pareciera que nos faltan 5 centavos para el peso. Aunque tengamos todo sentimos que podría haber sido mejor, pudimos haber dado más o disfrutar más, es como cuando suena el despertador y dices: “sólo 5 minutos más, me faltó un poquito”.

Hoy me desperté y Dios puso en mi corazón este tema, no sé si tanto para hablar de él o para meditar en mi propia vida, pero ya llevo más de 5 horas pensando en esto y los motivos por los que me siento insatisfecho, pienso en las cosas que sí tengo y lo ingrato que suelo ser con el Señor por no ser agradecido.

Puse en mi cuenta de Twitter dos pensamientos que son mi pensamiento hoy:

“Nunca vas a disfrutar de la vida sino aprendes a ser agradecido con lo que tienes ahora, porque por más que Dios te de todo, no te das cuenta.”

“La satisfacción no es cuestión de cuánto tengas, sino de la actitud de ser agradecido por lo que tienes.”

Estoy firmemente convencido de que no es cuestión de bienes o posesiones, sino de actitud y expectativas. Muchas veces tenemos la vara muy alta, ponemos estándares de vida o de calidad muy altas y casi inalcanzables por el hombre; por otro lado tendemos a tener la actitud de queja constante, estamos listos para criticar hasta lo más mínimo y aun cuando veamos que es bueno, no lo queremos admitir, de verdad es una actitud fea del corazón.

Pero bueno, cuál sería la solución: Simplemente comenzar a cambiar la actitud por una de gratitud. En primer lugar de gratitud hacia Dios reconociendo todo lo que hace por nosotros, darle gracias por las pequeñas cosas; reconocer el esfuerzo y valor de los demás en lo que hacen, nuestra pareja, nuestros hijos y compañeros de trabajo. Ser honestos y gentiles en hacerles notar lo agradecidos que estamos por su ayuda y aporte.

Esta solución no es sólo decir: “ok, voy a ser más agradecido”, sino tomar un papel y hacer una lista de agradecimientos para alabar a Dios por ello, incluyendo personas y cosas; hacer una lista de personas a las cuales enviar un mensaje de texto dándoles gracias por lo que hacen, tener una actitud agradecida provocada, o sea pensar en que tengo que agradecer y valorar el esfuerzo de los demás. Puedes comenzar compartiendo este artículo, eso mostraría tu gratitud si te sirvió de algo.

Dios dice en su palabra:

Salmo 107:21-22 (NVI) ¡Que den gracias al SEÑOR por su gran amor, por sus maravillas en favor de los hombres!
¡Que ofrezcan sacrificios de gratitud, y jubilosos proclamen sus obras!

Alaba a Dios por lo que tienes y lo que te da, y tu vida irá cambiando de la insatisfacción al gozo.

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply