Iguales, pero diferentes

By 8 abril, 2016Blog

El carbón y el diamante son del mismo material: de carbón.  El carbón absorbe la luz; el diamante la refleja. Hay cristianos que son semejantes al carbón y los hay que son semejantes al diamante. Al examinar sus creencias, son iguales; pero al examinar su experiencia religiosa… y al observar su vida, sus costumbres, su utilidad en la iglesia y en la sociedad… ¡no son iguales! Uno es opaco y otro es luminoso.  Cada cristiano debe examinarse para saber si es carbón o si es diamante.

Carácter
Hay que diferenciar bien este tema del carácter para que sepamos de qué estamos hablando.

Temperamento: es la resultante de la combinación de rasgos congénitos que afectan el comportamiento del hombre. Estos se disponen genéticamente en base a la nacionalidad, la raza,  el sexo y otros factores hereditarios. Algunos psicólogos sostienen la idea que son más los genes recibidos de los abuelos que de los padres. Los rasgos temperamentales son tan impredecibles como el color de ojos, del cabello o el tamaño del cuerpo.

Carácter: es el “YO” verdadero. 1Pedro 3: 4 “el hombre oculto del corazón”. Es el resultado de nuestro temperamento natural modificado por la formación que recibimos en nuestra infancia, educación, actitudes, creencias, principios y motivaciones básicas. Es el ALMA del hombre, constituida por la mente, las emociones y la voluntad.

Personalidad: es la exteriorización de nuestro “YO”, que puede o no confundirse con nuestro carácter según sea nuestra autenticidad. Es una conveniente fachada que cubre un carácter débil o desagradable. Excelente formula para un caos mental y espiritual. (1 Samuel 16: 7; Proverbios 4: 23). Es dentro del hombre y no fuera de él el sitio adecuado para cambiar el comportamiento.

Resumen:
1- Temperamento es la combinación de los rasgos con que nacemos.
2- Carácter es nuestro temperamento civilizado.
3- Personalidad es el rostro que mostramos a los demás.

Carácter es lo que soy cuando nadie me ve, tener carácter es ser genuino, es vivir de acuerdo a  lo que soy en realidad, a mi naturaleza, a mi vida en Cristo. Ser cristiano y vivir como tal. Es actuar normalmente no intentar aparentar o ser alguien para agradar a otros.

Esto no quiere decir que debo vivir sin importarme el resto, sino vivir de acuerdo a lo que soy.

1 Juan. 3:1  Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.
2  Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.
3  Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.

Si entiendo que no debo fingir una vida cristiana sino vivir mi vida en Cristo, será más fácil mostrar a Cristo en mí, tener un carácter de acuerdo al Suyo.
La falta de carácter te lleva a vivir la regla de TRES COMPLEJA: No sé, No tengo, No puedo. Es la forma en que algunos se justifican para no hacer ni vivir como Dios quiere. Algunos dicen: es que mi prioridad son los estudios, o mis padres y no puedo hacer eso para Dios ahora. Sí claro que esas son sus prioridades, pero es obvio que Dios no es su prioridad, que vivir conforme a su voluntad es algo secundario.

Eclesiastés 12:13  El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.

El carácter no es hacer buena letra, no es mostrar a otros lo buen cristiano que soy, sino ser realmente lo que soy en mi interior, en mis pensamiento. No tengo otra cosa más importante en esta vida que conocer más a Dios, servirle y ser de bendición, porque para eso Dios me salvó, me dio un nuevo camino y me llamó a ser bendición. La vida es muy corta y poca como para gastarla en simples cosas que no son eternas, en algo que pasa tan rápido como el tiempo.

¡¡¡Es que mis amigos!!! Muchos de tus amigos hacen burla de los cristianos y aun de ti mismo, no los rechaces pero pon en la balanza, ellos viven así, porque no tienen a Jesús en su corazón. La bulimia, el suicidio, la depresión, los complejos de identidad, la distorsión en la orientación sexual, la rebeldía a los padres son cosas que caracterizan a la juventud de hoy, pero no quiere decir que sea la norma de vida, ni que no afecte a los cristianos, pero nosotros tenemos a Cristo, ellos no tienen a quien buscar, a quien recurrir ni rogar por ayuda, ni al Espíritu Santo para ser fortalecidos pero nosotros sí. Entonces que no importe lo que digan tus amigos cuando tienes más ventajas que cualquiera en tu vida.

Efesios 2:10  Porque somos hechura suya,  creados en Cristo Jesús para buenas obras,  las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

1 Pedro 3:9  no devolviendo mal por mal,  ni maldición por maldición,  sino por el contrario,  bendiciendo,  sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.

Esta conducta debe ser el resultado de lo que hay en nosotros no un esfuerzo por ser buenos, sino lo que hay en mi corazón y en mi vida, porque sé que soy esto. Soy de Cristo y soy de bendición. Nada ni nadie puede cambiar esta realidad.

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply