Es cuestión de óptica

By 7 junio, 2016Blog

Es chistoso, la óptica de los hombres y las mujeres. La forma en que ven la vida y aun a sí mismos, la percepción que tienen de cada uno. Sólo considera en lo que piensan cuando se ven al espejo.

Hace un tiempo vi en la televisión un programa humorístico donde la comediante, un poco subidita de peso decía: “creo que tengo anorexia, porque me veo al espejo y me veo gorda”.

Pero hay ciertos hombres con una panza que les cubre el cinturón y piensan que son todo un modelo de revista.
Tú puedes ver que los hombres se dejan la barba, el cabello desordenado y le crece la panza y piensan que están luciendo una vida llena de bienestar, y dicen: “jeje… es la buena vida y la poca vergüenza”.

Sin embargo para las mujeres, su percepción frente al espejo es totalmente diferente. Se preocupan por su apariencia, miran sus defectos, tratan de maquillarlas. Ven la ropa, el color de los zapatos y si ha surgido alguna cana o arruga que se note.

¡Ojo! No digo que a los hombres no les preocupe eso, sino que simplemente no pensamos que eso nos hace ver feos. Después de todo, según la frase: “el hombre es como el oso, cuanto más feo, más hermoso”.

Las conversaciones entre mujeres casi siempre son elogios sobre cuánto han adelgazado, su corte de cabello y lo bien que le queda ese vestido. Pero la de los hombres son casi insultos: lo gordo que estás, lo viejo que te ves y no nos ofende. El pensamiento tanto de hombre y mujeres es tan diferente que es casi imposible imaginar que concuerden. Es más, estoy seguro que esto debe crear diferencias entre lo que lees y lo que piensas.

En fin… a lo que quiero llegar es que a pesar de que seamos diferentes por genero, por pensamiento y por óptica, tanto hombres como mujeres debemos entender y aceptar algo mucho más alto que nuestros puntos de vistas, y es: la óptica de Dios.

Tu puedes verte escuálido, gordo, feo, amorfo y todos los adjetivos denigrantes que se te ocurran cuando te ves al espejo; o por el contrario, creerte lo más lindo o linda del mundo, y pensar que el resto del mundo sólo fue un boceto que Dios hizo antes de crear la obra maestra que eres tú. Pero lo más relevante, lo que debe primar en tu vida es lo que dice Dios de ti, para lo que te creó. Me encanta un versículo en el libro de Proverbios, creo que me da cierto consuelo cuando me miro al espejo, y dice:

Proverbios 3:19  Jehová con sabiduría fundó la tierra;
 Afirmó los cielos con inteligencia.

Este versículo, al igual que los capítulos siguientes muestran que Dios hizo todo con sabiduría, nada al azar, sino que todo fue creado con plena sabiduría de Dios. Ella, la sabiduría personificada, dice que estuvo junto a Dios cuando fundó el universo. Esto quiere decir que no eres producto de la evolución o un producto de la genética, Dios mismo te formó y te hizo, te diseñó con un propósito.

Puede ser que al igual que a mí, al verte al espejo no quedes muy conforme, pero Dios te creó con un propósito definido, por eso te dio esa forma, estatura y color de piel. El problema es que a veces no sabemos cuál es el propósito de Dios y divagamos en nuestra forma de ver, nos creemos la mentira del enemigo y del mundo que te dice que no cumples con el modelo estándar, como si hubiese uno.

No te dejes manipular por el pensamiento de este mundo. Cada vez que te veas al espejo y no te guste lo que ves, piensa mejor en lo que Dios quiere que veas. Mira más allá y déjale a Dios que haga su obra, permite que Él te muestre su gloria y haga callar al mundo cumpliendo su plan con alguien como tú o yo. Dale la oportunidad a Dios para que revele su gloria y poder, déjate usar por Él y verás que siempre hace todo con sabiduría.

Si te consideras feo, bueno no te preocupes, siempre hay otro igual o peor, sino mira mi foto. Pero la belleza es cuestión de óptica. Depende del lente con el que ves.

Tú eres una gran obra de Dios, Él te formó para glorificarse en ti. No te quejes, no mires con desprecio lo que Dios ha hecho, alégrate en la creación de Dios. Al mirarte al espejo la próxima vez di: “¡pero que cosita linda!, Dios realmente se lució al hacer esta obra de arte” recuerda todo lo hizo con sabiduría.

Como dijo alguien una vez: “tú eres único y especial… al igual que el resto de la gente”.

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply