El lobo te quiere comer

By 24 mayo, 2016Blog

Me acuerdo que cuando era niño me encantaba ese juego que a veces juego con mis hijos: “jugaremos en el bosque mientras el lobo no está. ¿lobo está?…” reza la canción y todos salen corriendo y gritando. Crea cierto suspenso, a ver, que va a decir el lobo.

En la vida real, en nuestro día a día como cristianos vivimos en un mundo lleno de lobos. Satanás el principal enemigo, como macho alfa, guía a la manada de lobos a rodearnos, buscarnos, acecharnos y vigilarnos, esperando una pequeña oportunidad de descuido, de sueño o cansancio para hacernos presa suya.

Las ovejas tienen la característica de ser medios torpes, sólo miran al pasto que van a comer y no a su alrededor. El Señor Jesús sabía muy bien esto y nos comparó justamente con ellas. Nos llamó “manada pequeña”.

También nos envió en medio de lobos rapaces que están dispuestos y listos para atacarnos. A veces esos lobos visten piel de ovejas, pueden ser la falsa doctrina, los malos siervos (a los que el apóstol Pablo llama “perros”, que siguen siendo descendientes de los lobos), los enemigos de la fe, los amigos que te proponen hacer cosas en contra de Dios.

El Señor Jesucristo se muestra como El Buen Pastor que da su vida por las ovejas, está para defendernos y guiarnos. También como la Puerta de las ovejas, por el único lugar que podemos pasar y estar seguros, quien siempre está vigilando para que estemos bien. Puede ser que nos descarriemos, que estemos en peligro, pero allí está el Buen Pastor para defendernos.

Que vivamos en un mundo de lobos, no quiere decir que Dios no nos ama o que le divierte ver cómo corremos por los campos escapando de ellos. Dios nos permite vivir aquí porque quiere que vivamos bajo su mano, viendo día a día su gracia, protección, amor y cuidado. Los lobos siempre estarán allí afuera pero nosotros estamos seguros en el redil de Cristo.

No juguemos con los lobos, no son de confiar, alejémonos de ellos. Vivamos siempre dentro del cuidado del Pastor.

Lucas 12:32  No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino.

Juan 17:15  No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.

Mateo 7:15  Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
16  Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?
17  Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.
18  No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

Mateo 10:16  He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas.

Juan 10:14  Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,

Author nel

Argentino, nacido el 01 de agosto del '77, obvio! 1977. Casado con Esther Logacho. Padre de Ariel David, nuestro pequeño León de Dios y de Lucas Nicolás el que Resplandece. Ambos son nuestro mayor tesoro. Trabajo como misionero en Quito Ecuador desde el año 1999 y en 2006 fundé Comisión Juvenil, una misión evangélica que tiene el sueño de entrenar a jóvenes en diferentes áreas de ministerio en la iglesia local para fundar nuevas iglesias. Amamos a Dios profundamente y nos dedicamos a Él por completo. Comparte sus reflexiones en su blog personal www.notansimple.com desde 2011. Hoy trabaja en LA BIBLIA DICE y Vamos Juntos coordinando eventos y contenidos de estudios, devocionales y recursos bíblicos digitales.

More posts by nel

Leave a Reply